Pruebas de Rendimiento

Mediante las pruebas de rendimiento es posible hallar tendencias y comportamientos para los elementos de una aplicación, los cuales generan bajo rendimiento. Este tipo de pruebas permiten identificar cuellos de botella, capacidad de concurrencia de usuarios, tiempos de respuesta de operaciones de negocio a nivel de sistema, establecer un marco de referencia para pruebas futuras, determinar el cumplimiento de los objetivos de rendimiento y requerimientos no funcionales, entre otros.

Objetivos de las Pruebas de Rendimiento
Pruebas_Rendimiento
Pruebas de Estrés

Mediante las pruebas de estrés es posible indentificar la capacidad de respuesta de un sistema bajo condiciones de carga extrema, representadas por una alta concurrencia de Usuarios y/o Procesos Una vez realizadas las pruebas de estrés se podrá conocer el punto de quiebre del aplicativo en términos de capacidad de respuesta, con lo cual será posible establecer acciones de optimización en diferentes niveles para asegurar una mejor capacidad de concurrencia de usuarios y/o procesos que se verá reflejada en una optima operación de negocio.

Pruebas de Carga

Mediante la ejecución de las pruebas de Carga es posible identificar la capacidad de recuperación de un sistema cuando es sometido a cargas variables tanto de usuarios como de procesos. Al realizar las pruebas de carga se puede determinar el tiempo de respuesta de todas las transacciones críticas del sistema y encontrar cuellos de botella de la aplicación.

Pruebas de Estabilidad

Estas pruebas permiten identificar el nivel de estabilidad de un sistema al ser sometido a cargas constantes de usuarios y/o procesos, durante  periodos prolongados de tiempo. Una vez realizadas las pruebas de estabilidad se pueden establecer umbrales y criterios de aceptación necesarios para que el sistema sea escalable y confiable en el tiempo.

Profiling de Aplicaciones

Mediante las pruebas de Perfilado se busca examinar a fondo el código de las aplicaciones desarrolladas en Java, las cuales evidencian problemas a nivel de rendimiento. Una vez realizado el perfilado al aplicativo, es posible establecer cuales son los elementos que afectan su correcto funcionamiento y que deben ser corregidos para una óptima operación y desempeño.